10 febrero 2006

Unión

Si, en verdad, queréis contemplar el espíritu de la descomposición, abrid de par en par vuestro corazón en el cuerpo de la vida. Porque la vida y la descomposición son una.

0 comentarios: